Hemeroteca > Número 16-17 > La educación física y la integración social

La educación física y la integración social

Mercedes Ríos Hernández

Resumen

Con el presente artículo se intentará hacer una reflexión que sirva como elemento de discusión y relativización del tópico (hoy bastante en vigor) que otorga a la Educación Física un papel relevante, "per se", sobre la socialización del individuo. En general, todos reconocen la importancia de la actividad física en el desarrollo integral del individuo, ya sea a nivel físico, psíquico o sociológico. Pero, si nos trasladamos a contextos "marginales" o a grupos "difíciles", es este último aspecto el que se debería cuestionar. El considerar la actividad física como un excelente canal de comunicación social, que permite y/o facilita la interrelación entre los sujetos, ha llegado a ser una idea muy manida. Mis observaciones realizadas en los establecimientos penitenciarios de mujeres y hombres de Barcelona, en grupos de deshabituación a la droga, o grupos que reuniesen a individuos con algún tipo de deficiencia física o psíquica o, simplemente, a sujetos considerados de trato "difícil", me han hecho plantear una serie de cuestiones al respecto, entre las cuales podría citar: —    Potenciando el hábito físico, ¿estamos creando una necesidad de compartir con los temas vivencias y experiencias? —    ¿La formación de grupos deportivos contribuye a la creación de canales de comunicación que faciliten la socialización de los sujetos? Al intentar contestarlas me he ido cuestionando la verdadera repercusión de la actividad física en los distintos ambientes sociales y en los programas de integración, inserción y reinserción.

Palabras Clave

Return to Top ▲Return to Top ▲